Make your own free website on Tripod.com

         Rumania y el Mundo Hispano

Internacional

Medio Oriente: EL CUERNO OBTURADO DE SHARON

No Se Escucha Padre !

El llamado de Ariel Sharon a los judíos franceses para abandonar las tierras galas e instalarse en la patria sagrada, Israel, aparece como condenado a un fracaso apriori.

Lejos estan los tiempos cuando barcos, aviones , trenes, entregaban masivamente en la Palestina británica su cargamento humano deseoso por establecerse y hacer sus vidas en la tierra prometida. Pletóricos de anhelos, dispuestos a enfrentar naturaleza y semejantes hostiles, a transformar en habitables extensiones baldías y desérticas, miles de seres desembarcaban , algunos para poblar las escuálidas ciudades recién nacidas y los otros a fundar las comunidades agrícolas-kibbutz-que caracterizaron al Israel de fines de los ’40.

La afluencia de judíos venidos de todos los puntos cardinales luego de persecuciones seculares agudizadas por el frenesí criminal de la Alemania hitlerista y su área de dominio e influencia, encontró un territorio apto para recibirla. Junto con proclamar la existencia del nuevo estado, en 1948, el premier Ben Gurión, arrasaba con más de doscientas aldeas palestinas, matando o exiliando a miles de palestinos nativos y permitía así a los recién llegados, muchos de ellos , tras meses de esforzado viaje, encontrar casas y propiedades que ocupar.

Pero éste era solo un comienzo. La hostilidad de los vecinos árabes ante este vecino indeseado llevará a sucesivos conflictos, soldados, además de las pérdidas humanas de ambos bandos con la ampliación del perímetro original atribuído al nuevo estado y a la toma por parte de éste de fuentes del agua vital para la vida en esa región árida.

Este estado de guerra perenne comenzó a mermar el interés judío por instalarse allí. Ya a mediados de los años sesenta resulta evidente que la legión de colonos disminuye drásticamente y un nuevo fenómeno se hace presente.Las solicitudes por arribar a Israel se mantienen constantes pero los que llegan no lo hacen para permanecer sino que utilizan el país como trampolín para acceder al occidente desarrollado. A estos residentes pasajeros se suman los desilusionados que llevan allí más años y optan por retornar a una Europa de origen o emigran hacia tierras del Nuevo Mundo.

Israel dicta entonces leyes que reglamentan la situación pero ya su llamado a poblar el ampliado territorio tiene ecos mínimos. La implosión del imperio soviético , a fines del siglo XX, logrará , en alguna medida, revitalizar el arribo de nuevos contingentes hebreos.

La Mística Está Ya lejana. Y no Es la Unica en el Area

El israelita medio vive agobiado por una economía en crisis, por una inseguridad permanente provocada por aabes convertidos voluntariamente en bombas suicidas asesinas en un conflicto que simplemente no parece tener solución o al menos no la que Israel esta dispuesta a aceptar.

Los kibutz originales que prometían un tipo de socialismo comunitario, de sacrificios y recompensas compartidos son solo el recuerdo de un pasado próximo e idealizado. Se han convertido en búnqueres y fortalezas alambradas que lucen su relativo bienestar protegidos ante un exterior hostil que reclama la devolución de sus mejores tierras robadas y el acceso a fuentes de trabajo y subsistencia, una población convertida en indigentes dependientes en lo que fue su patria.

En el interior de Israel, la opinión pública acepta con dificultad las diferencias abismantes que permiten a un coronel de las fuerza armadas jubilarse a los 45 anos con una indemnizacion de 2,5 millones de $ mientras que el grueso de la población sigue trabajando duro para pensionarse mucho más tarde y está muy, muy lejos de soñar con sumas parecidas.

Si de riesgos de guerra se trata, mencionan periódicos israelíes, el judío medio no carece de razón. La parte palestina carece de armamento como para hacer peligrar la integridad de atacantes uniformados y que actúan desde tanques, helicópteros, aviones, sin posibilidades mayores de ser blanco fácil.

Más es el riesgo que soporta el viajero de autobús, el ciudadano que bebe su café y lee el diario en un local cualquiera, el transeúnte de una calle tranquila. En todo momento se siente amenazado por un suicida que en su desesperado martirologio transformará al israelita en víctima de esa guerra sorda. Acá residen hoy los riesgos mayores ... y estos blancos civiles ambulantes ni siquiera pueden soñar con pensiones o compensaciones millonarias.

Esta realidad lleva al cuerno de llamada de Sharon a sus congéneres a sonar rauco, sin eco. No existe recepción masiva a su exabrupto anti francés y antieuropeo. La mística originaria está atacada por las caries señaladas y lo que es peor mucha de la misma aparece hoy guiando el accionar de las fuerzas más hostiles a Israel: el mundo árabe.

Es éste el que muestra hoy los extremos de su mística reivindicativa. Las bombas que ayer estallaba el Haganah conformado por jóvenes sionistas dispuestos a abrir la Palestina británica a su pueblo. La conducción suicida e inmisericorde impuesta por Menaghem Begin y Ben Gurión a sus destacamentos que los llevaron incluso a volar al representante de la reina inglesa en Palestina y los comandos que mataron y expulsaron de sus casas a cientos de miles de nativos de la región, son acciones que hoy animan a la parte adversa. Una guerra que comenzó sin reglas y perdura sin dar visos de un final próximo.

Por ello al cuerno de Sharon que suena la llamada al terruño para los judíos de Francia y del mundo le sucede tal como aquel llamado ronco y profundo que sonó para un Roldán en Roncesvalles, ya sin fuerzas ni ánimo para recorrer el camino de vuelta.

Se escucha demasiado lejano y el esfuerzo para acudir a su son no logra movilizar a los destinatarios.

Rexo Sultán. Bucarest.04
About Us | Contact Us | ©2003 La Valaquia